Cinco costos de nuevo negocio que puedes deducir de tus impuestos

cinco costos de nuevo negocio

Los dueños de pequeños negocios incurren en muchos costos de nuevo negocio cuando lanzan sus emprendimientos.

Los nuevos negocios deben asegurarse de que tienen a la mano los recursos disponibles para operar eficientemente.

Pero, los costos de emprender un nuevo negocio, sumados a los costos corrientes de una compañía pueden ser considerablemente altos.

Por lo dicho arriba, los dueños de negocios reciben ciertas deducciones y créditos por los costos asociados con la creación de sus nuevos proyectos empresariales cuando llenan sus impuestos a las ganancias anuales.

Tarifas profesionales

Los empresarios pueden deducir las tarifas asociadas con los gastos profesionales incurridos para comenzar sus operaciones.

Los gastos legales de los servicios de abogados para esbozar los documentos y todo el papeleo para iniciar el negocio son deducibles de impuestos.

También, los gastos de contabilidad y preparación de impuestos son deducibles.

Por otra parte, los gastos incurridos en la elaboración de herencias o fideicomisos son deducibles, pero solo la fracción relacionada con el negocio.

Licencias y tarifas regulatorias

Muchos estados piden a los negocios para ciertas tasas para abrir y operar sus compañías.

Establecer una estructura de negocio, tal como una corporación, una sociedad o una compañía de responsabilidad limitada, requiere llenar tarifas que serán pagadas a la secretaría del estado y/o otras autoridades regulatorias.

Dichas tarifas son deducibles de impuestos.

Además,  puede aprovecharse una deducción por costos asociados con la obtención de una licencia para un nuevo negocio.

Tarifas de alquiler y arrendamiento

El alquiler de inmuebles y las tarifas de arrendamiento incurridas en la apertura de un Nuevo negocio pueden deducirse de los impuestos a las ganancias.

El IRS define a las tarifas de arrendamiento como “Cualquier cantidad que pagas por el uso de la propiedad que no posees”.

Pero cuidado, el alquiler usado para comenzar un negocio solo podrá deducirse de impuestos si el valor es razonable. El alquiler pagado debe ser un valor representativo del mercado inmobiliario en el área.

Además, los gastos relacionados con el espacio de oficina en casa también pueden ser deducidos.

Salud y otros seguros

Los individuos auto empleados son responsables de obtener su propias coberturas de seguro de salud.

Estos, junto con otras pólizas de seguros son considerados gastos necesarios de los negocios y califican para una deducción tributaria.

Además, los dueños de nuevos negocios requieren por regla general obtener un seguro asociado con su profesión. Como coberturas por malas prácticas, negligencias, o errores y omisiones.

Gastos de empleados

Los costos relacionados con la contratación y el mantenimiento de nuevos empleados pueden deducirse como un gasto del negocio.

Casi todos los gastos incurridos de empleados pueden deducirse de los impuestos, incluso los salarios de los empleados.

De acuerdo con el IRS: “el pago de tus empleados deben ser gastos ordinarios y necesarios, y debes pagarlo o incurrir en ellos durante el año fiscal.”

Adicionalmente, otros gastos como bonos, gastos reembolsables y programas de beneficios son también elegibles para una deducción.

¿Estás emprendiendo un nuevo negocio?

¡Felicidades! Sabemos que emprender un nuevo negocio no es nada fácil. Como viste, los costos de nuevo negocio son bastantes, aunados a los costos corrientes.

No es sencillo para el dueño de una compañía, sobre todo si está comenzando, encargarse de todas las áreas de su compañía.

Lo sabemos muy bien, esta es nuestra razón de ser.

Nos aliamos contigo para que nos dejes tomar las riendas de la contabilidad, los gastos de nómina y la planificación fiscal y financiera, para que te dedices a otras áreas igual, o más importantes de tu negocio.

Para ser tus aliados, puedes llamarnos sin ningún compromiso o llenar el formulario de contacto.

 

Developed by CoderNext

Developed by Rokeybur Rahman rokeyfx