El ingreso imponible, concepto clave para calcular tus impuestos

Ingreso imponible

El ingreso imponible es un tema con el que te toparás al menos una vez al año – o incluso más si declaras tus impuestos trimestralmente. Sin embargo, puede ser que no lo tengas muy claro, por eso hemos decidido explicártelo.

Por si fuera poco, debido a la entrada en vigencia de la Tax Cuts and Jobs Act, algunos tramos fiscales han cambiado – lo cual significa que tu tasa impositiva también puede haber sufrido modificaciones.

¿Cómo sabes cuál ingreso es gravable y cuál no? ¿Cómo lo calculas exactamente? Hoy dejaremos claro todo esto para que no les des más vueltas en la próxima temporada de impuestos. ¡Ve preparándote desde ya, para que no te agarre desprevenido!

¿Qué es el ingreso imponible?

Para hacerlo simple, el ingreso imponible es la porción de la totalidad de tus ingresos que puede ser taxada o gravada con impuestos. Sí, esto quiere decir que una porción de tus impuestos no es taxable.

¿Cuáles ingresos entran en la categoría de ingreso imponible?

El IRS grava un montón de ingresos, no solamente tu salario anual o por hora, como la mayoría de contribuyentes cree. Si tu ingreso entra en cualquiera de las siguientes categorías, tendrás que reportarlo en tu declaración de impuestos el próximo año.

Ingresos: ya sea que trabajes para alguien más o seas auto-empleado, tus ingresos ganados siempre serán gravables. Esto incluye sueldos, salarios, comisiones, ganancias freelance, bonos y propinas.

Ganancias: Ya sabes cómo va la cosa. Si ganas un buen premio como un Ferrari nuevo, tendrás que pagar impuestos. Deberás reportar cualquier ganancia por apostar – incluso los premios que ganas en un premio.

Ganancias por inversión o arrendamiento de propiedades: Quizás no trabajaste por una porción de tus ingresos. Hiciste una buena inversión, o arrendaste una propiedad y ganaste dinero. Podrás preguntarte, ¿ese ingreso es taxable? Sí, el IRS no perdona y gravará tus ganancias.

Estos son los ingresos taxables para el IRS:

  • Pensión alimenticia (alimony)
  • Deuda cancelada o perdonada
  • Intereses o dividendos de inversiones
  • Ganancias inmobiliarias
  • Alquiler de bienes personales
  • Regalías de derechos de autor y patentes
  • Opciones de almacenaje
  • Compensación por desempleo
  • Beneficios de huelga sindical
  • Ganancias de moneda virtual (como Bitcoin)

Cambios o trueques de servicios: Sí, muchos clientes se sorprenden con este ingreso imponible. Supón que eres un mecánico, y le arreglas el radiador del auto a un amigo electricista a cambio de una instalación eléctrica que necesitas en tu casa.

De acuerdo con el IRS, ambos deberán declarar el valor del servicio prestado por el otro como un ingreso.

Beneficios complementarios: Un beneficio complementario puede abarcar desde una membresía paga a un gimnasio, a un bono navideño que la empresa donde trabajas paga. Al igual que los premios de lotería, tendrás que pagar impuestos por ellos.

¿Qué ingresos no cuentan como ingresos imponibles?

Sí, al fin llegamos a la mejor parte. Vimos que muchos, sino la mayoría de nuestros ingresos son imponibles. Pero, aunque parezca mentira, el IRS no grava cada uno de tus ingresos. En seguida te contamos cuáles no son ingresos imponibles:

  • Recompensas por accidentes y lesiones personales
  • Reembolsos en efectivo
  • Manutención de los hijos
  • Beneficios por discapacidad
  • Reembolso del impuesto federal sobre la renta
  • Pagos de cuidado de crianza
  • Herencias y regalos de dinero
  • Pagos de seguros de vida
  • Becas
  • Beneficios de Seguro Social
  • Beneficios para veteranos
  • Prestaciones sociales

A pesar de que los ingresos que acabamos de mencionar no son gravables, te recordamos que solo estarán libres de impuestos bajo ciertas circunstancias:

Por ejemplo, sí recibes una beca escolar mensual, y en lugar de usarla para tus estudios, la usas para comprarte un automóvil, en ese caso el ingreso será gravable.

Contrata a un profesional y gánale a los impuestos

Ingresos imponibles, deducciones, tramos fiscales… tu cabeza es un torbellino en este momento. Es claro que necesitas ayuda para preparar tus impuestos para la venidera temporada de impuestos 2020.

Si tu situación financiera es simple, quizás no necesitarás la ayuda de un preparador profesional de impuestos, te irá bien por tu cuenta. Un software de preparación de impuestos podría ser lo que necesites.

En cambio, si tus impuestos son un poco más complicados (ya sea que tengas múltiples fuentes de ingresos o seas el dueño de un pequeño negocio), trabajar con un experto en impuestos será tu mejor jugada. En este tipo de escenarios, una deducción no aprovechada podrá costarte muchísimo más que contratar un profesional.

Si estás buscando un preparador de impuestos en el área metropolitana de Washington, podemos ayudarte. En Global Tax tenemos más de 25 años de experiencia y podemos responder todas tus inquietudes sobre los cambios en la Tax Cuts and Jobs Act.

¡Gánale a los impuestos con Global Tax!

Developed by CoderNext

Developed by Rokeybur Rahman rokeyfx