Qué esperar durante una auditoría de impuestos del IRS

Que esperar durante una auditoria de impuestos del IRS portada articulo

Poco más de un millón de contribuyentes en los Estados Unidos enfrentaron una auditoría de sus declaraciones de impuestos del IRS en 2017, lo que apenas representó el 1% de todas las declaraciones.

Si recibes una carta de auditoría del IRS, mantén la calma y entiende que la auditoría es un procedimiento profesional que puede ser resuelto con solo presentar los documentos que te pidan.

Saber qué esperar puede ayudarte a abordar rápidamente los errores, manejar las discrepancias numéricas, comunicarte respetuosamente con los agentes del IRS y completar el proceso con solo un nivel moderado de estrés.

¿Por qué puede contactarte el IRS?

Los contribuyentes deben entender que una auditoría de ninguna manera implica sospecha de actividad criminal.

Las declaraciones de impuestos son documentos complicados que contienen datos financieros que deben ser evaluados para confirmar su exactitud.

El proceso de auditoría es similar a un examen y no implica que hayas cometido un error intencionalmente. De hecho, el IRS se comunica con las personas por diversas razones.

Los contribuyentes se eligen a través de un proceso de “selección aleatoria y selección por computadora”, según el IRS, que se basa en una fórmula estadística.

El IRS compara las declaraciones de impuestos con las “normas” para obtener declaraciones similares. Si tu declaración no sigue las “normas”, puedes ser elegido para una auditoría.

Si tu declaración de impuestos incluye transacciones con otros contribuyentes, como socios comerciales o inversionistas, y estos fueron auditados, tú también puedes ser auditado.

Otras razones por las que puedes ser auditado

  • Conflictos de informes de terceros respecto a tus ingresos en las formas 1099 o W-2.
  • Deducciones de la oficina en casa.
  • Pérdidas de alquiler.
  • Uso del vehículo en el negocio.
  • Deducciones relacionadas con pasatiempos.
  • Transacciones o cuentas bancarias en moneda extranjera.

Existen tres tipos de auditorías

Dependiendo del nivel de severidad, hay tres tipos de auditorías. La mayoría de las auditorías no son serias, y más de tres cuartos de las auditorías se completan rápidamente a través del correo.

  • Auditoría por correspondencia (correo): los errores de rutina, errores matemáticos o el papeleo faltante a menudo se manejan a través del correo.
  • Auditoría de examinación en oficina: un examen de oficina se programa en una sucursal local del IRS donde, por lo general, intentarán averiguar si reportaste todos tus ingresos y que tus deducciones son legítimas.
  • Auditoría de campo: una auditoría de campo es la más extensa de las tres. Un agente del IRS realizará una visita a tu hogar, negocio u oficina del contador para examinar los registros y archivos con el fin de confirmar que la información de tu declaración de impuestos sea correcta.

Preparándote para una auditoría

Si estás siendo auditado, el IRS se comunicará contigo por correo o por teléfono, no por correo electrónico. En el aviso se incluirá la información específica que se examinará y los documentos complementarios que deberás presentar.

Tienes 30 días para responder a un aviso de auditoría. No demores tu respuesta, ya que el tiempo que pasas ignorando una carta puede ser un tiempo en que el dinero que debes al IRS aumente debido a los intereses de mora.

Antes de una auditoría, debes preparar tu documentación, tratar de comprender cuál es el problema y determinar si deseas representación.

Reúne los formularios que el IRS te solicite. Querrás asegurarte de que tienes copias, no originales. Organiza toda tu documentación y asegúrate de que los documentos que tienes coincidan con el año que estás siendo auditado.

Si notas que has perdido algunos registros, llama de inmediato y solicita que te envíen duplicados.

Algunos documentos que te pueden solicitar incluyen

  • Estados de cuenta hipotecarios
  • Declaraciones de impuestos anteriores
  • Recibos y facturas
  • Declaraciones de corretaje
  • Registros de cuentas de jubilación
  • Talones de pago

Es posible que desees ponerte en contacto con un profesional de impuestos para revisar toda tu documentación y asegurarte de que entiendes cuál podría ser la discrepancia.

Si realizaste tus impuestos en casa utilizando un servicio de presentación en línea o a través de una empresa de compilación de impuestos, la compañía puede proporcionarte un servicio de defensa de auditoría.

Conoce tus derechos

Para la cita, puedes asistir solo, que alguien te represente o que te acompañe. Puede ser costoso, pero un contador público certificado (CPA), un abogado o un agente inscrito en el IRS o tu preparador de impuestos pueden representarte.

Durante la auditoria, la cual tendrá lugar  en persona en una oficina del IRS o en tu hogar, debes ser educado y receptivo. Muestra al agente del IRS solo los documentos que te solicitan.

Durante la auditoría

Recuerda que tienes derecho y mereces un trato justo. De acuerdo al IRS, estos son los derechos que tiene el contribuyente durante una auditoría:

  • Derecho a un trato profesional y cortés de parte de los trabajadores del IRS.
  • Derecho a privacidad y confidencialidad con los asuntos fiscales.
  • Derecho a saber por qué el IRS solicita información, cómo la utilizará y qué pasará si dicha información no es entregada.
  • Derecho a representación, por uno mismo o un representante autorizado.
  • Derecho a apelar desacuerdos, ante el IRS y ante el juzgado.

Luego de la auditoría

Una auditoría puede terminar sin cambios, cambios acordados o cambios con los cuales el contribuyente no se encuentra de acuerdo y apela.

Luego de la entrevista, el examinador presentará un reporte de auditoría generado por computadora, el cual incluye la cantidad adicional de impuesto por pagar, una explicación de cómo tu declaración será cambiada, opciones de cómo puedes apelar este reporte y un espacio que indica si estás o no de acuerdo con el resultado de la adutoría. Firma el reporte significa que estás renunciando a tus derechos de ir a una corte fiscal.

Si no estás seguro sobre el reporte, no estás obligado a firmarlo. Puedes solicitar hablar con el supervisor del agente para revisar los documentos e forma más exhaustiva. También puedes apelar la decisión luego de esto, y solicitar ayuda de parte del Servicio de Asesoría al Contribuyente e ir a la corte de ser necesario.

¿Qué sucede si no puedes pagar?

Las penalidades y pagos de impuestos pendientes pueden hacer crecer tu deuda tributaria, pero no te preocupes, tienes tres opciones:

Obtener una extensión: Llama al número de teléfono que proporciona el IRS y pregunta por una extensión a corto plazo, pero solo si eres capaz  de pagar la deuda completa en 120 días. Si no, necesitarás un plan de pagos o una oferta en compromiso.

Pedir un plan de pagos mensual: Puedes ir a  la  página  web del IRS  y solicitar un acuerdo de pagos mensuales.  Las  deudas mensuales pueden programarse con pagos automáticos a la tarjeta  de débito.

Oferta  en compromiso: una oferta en compromiso es un acuerdo para pagar la deuda tributaria por menos de la cantidad que debes.  Necesitarás  cumplir  con  una serie de condiciones que prueben tu dificultad financiera para poder ser elegible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Developed by CoderNext

Developed by Rokeybur Rahman rokeyfx